#29 – Amigo español

Hace tiempo que te oigo murmurar cada vez que se habla del “proceso” catalán. A menudo tus murmullos se transforman en gruñidos, que no pueden ser si no una muestra de desaprobación de lo que está ocurriendo en Cataluña en los tiempos actuales. Las pocas veces que logras hilvanar algunas frases manifestando tu opinión, transmites un mensaje embrollado, donde se mezclan fobias personales, deseos, informaciones falsas y alguna ley vigente. Para poder debatir contigo, el primer paso sería que definieses tu discurso, porque ahora mismo es una extraña amalgama de elementos que a menudo son contradictorios: no quieres que nos vayamos porque tú te sientes español, con lo que basas tu discurso en un sentimiento nacional, a la vez que niegas los sentimientos de los otros. Dices que no nos iremos porque es imposible, porque es España es indivisible, como creían que lo era el átomo hace un siglo. Pero también dices que si nos vamos nos irá fatal, porque por lo visto no se puede vivir sin ser español. Y rematas la jugada diciendo que en realidad los independentistas somos pocos, que lo que cuenta es la mayoría silenciosa, a la que atribuyes tu mismo pensamiento sin ni siquiera sonrojarte.

Y cuando hablas de los catalanes te permites afirmar con aplomo un corpus de ideas a cual más falsa y mezquina. No, los catalanes no somos nazis: para que te orientes, nazis eran aquellos a quien la españolísima División Azul ayudó; nazis eran los que detuvieron a nuestro presidente Companys y lo entregaron a Franco para que lo fusilara. La bandera nazi no es cuatribarrada, es otra muy distinta, con la que a menudo se fotografían los cachorros del Partido Popular, o la que se exhibe en algunos campos de fútbol españoles; o la de algunos partidos políticos (legales) que defienden la sagrada unidad de España.

Tampoco entiendo nada cuando te indignas porque, a tu juicio, en Cataluña se impone la lengua catalana. ¿No te has parado a pensar en la magnitud del disparate? Sería equivalente a protestar porque el castellano se “impone” en Madrid. Aquella es la lengua de Castilla como lo es el catalán de Cataluña. Y tampoco es cierto que exista una fractura social entre los catalanoparlantes y los que usan el castellano como lengua única, porque, entre otras cosas, todos los catalanoparlantes son también castellanoparlantes. La única fractura social que hay aquí, es la misma que hay en todos los rincones del planeta: la económica. O en otras palabras, que los ricos se juntan con los ricos y los pobres con los pobres.

Te he visto emplear la estrategia más tramposa imaginable: cuando el independentismo no era mayoritario, era un movimiento sin importancia porque “son cuatro gatos”; ahora que parece ser preponderante, resulta que se debe a la manipulación en la enseñanza y en la televisión pública. Con argumentos así siempre se gana, ¿no? Los podrías aplicar a cualquiera que piense distinto a ti y siempre tendrías razón, por absurda que sea tu postura. Además, suponer que el pueblo catalán está manipulado simplemente porque no coincide contigo es lo mismo que partir de la premisa de que todos son tontos menos tú. ¿No se te ha pasado por la cabeza que quizá el manipulado eres tú? A juzgar por la cantidad de medios que defienden una y otra postura, apostaría por esta última hipótesis.

Y no, en los colegios catalanes no se adoctrina, salvo que pienses que enseñar en lengua catalana es adoctrinar y que el único idioma apropiado para la enseñanza es el castellano. En ese caso tienes un problema grave. Pero claro, no sólo es la escuela la que impone una doctrina nacionalista, es también la televisión pública, esa que alcanza cómo máximo un 20% de audiencia y que vive rodeada de cadenas que emiten desde Madrid y, por supuesto, en castellano. Ah, y respecto al tratamiento de la información sobre “el procés” que dan unas y otras, lamento informarte que la televisión pública catalana es la que ofrece un reparto de voces más equitativo y ajustado a la realidad de su entorno, según este informe elaborado a partir del análisis de las distintas tertulias de radio y televisión.

También argumentas que la lengua catalana en sí misma es un problema, porque nos “aísla” del mundo y crea barreras. Quizá cree barreras, pero sólo a la gente como tú, porque tradicionalmente (y ahora más que nunca) Cataluña es el territorio de la península más internacionalizado y que más visitantes extranjeros recibe, que no parecen encontrar en la lengua catalana un obstáculo para estrechar lazos con esta tierra. ¿Sabes por qué? Porque tener más de una lengua es muy normal, lo anormal es lo otro, el hablar sólo una. Hazme el favor y viaja un poco. Ve a los Países Bajos, por ejemplo. Una potencia europea del tamaño de Extremadura dónde el idioma propio (el “extrañísimo” neerlandés) está por todas partes, porque es el oficial. Pero además se manejan en un inglés perfecto y no consta que nadie (ni inversores, ni turistas, ni marcianos) hayan emitido queja alguna por esta “anomalía”, la de tener dos lenguas y que la propia sea oficial en todo el territorio. Ah, y cuando empieces a viajar comprobarás que no, que con el “español” no se va a todas partes aunque lo hablen más de 400 millones de personas. Fíjate qué mala suerte, que la mayoría de esos 400 millones están concentrados en algunos de los países más inestables, inseguros o pobres del planeta. Por cierto, resulta que presumir de los millones de castellanoparlantes en América es “hermanamiento”, pero decir que los catalanes y los valencianos hablamos lo mismo es “pancatalanismo”.

Seguramente no sepas que en las otras lenguas, las “extranjeras”, hay sonidos que nunca sabrás pronunciar, porque nadie te ha enseñado que además de las cinco vocales castellanas existen también las vocales abiertas, cerradas o neutras, así como las eses sordas y sonoras. Lástima que los catalanes dominen todos esos fonemas desde pequeños –gracias al catalán- lo que les facilita el aprendizaje de otros idiomas. Es muy posible que este sea el motivo de la proverbial torpeza de los castellanos monolingües a la hora de aprender idiomas foráneos.

Cuando te ves sin argumentos, apelas a la crisis, a los recursos escasos y a las prioridades, asegurando que en Cataluña se malgastan recursos en fomentar el soberanismo, en lugar de preocuparnos “por las cosas que importan a la gente”. Ya sabes, las “embajadas” y todo eso. Si no tuvieses pánico a la verdad, buscarías datos para constatar tus afirmaciones y me mostrarías en una pizarra cuánto dinero malgasta el gobierno catalán en tapar sus vergüenzas con la bandera. Pero no lo harás, entre otras cosas, porque quedaría patente que ese argumento también en falso. Resulta que el gasto que supone eso que denominas “embajadas” y que en realidad son oficinas de representación –porque, mal que me pese, Cataluña aún no es un estado- asciende a 2,2 millones de euros al año (presupuestos de 2014), que podemos discutir si es mucho o poco, pero que en todo caso palidece ante los gastos del sistema diplomático español, donde, por poner un ejemplo, la simple reforma de la embajada de Marruecos nos costó 6,5 millones de euros (2010). Como verás, la cifra de las oficinas catalanas en el exterior la ofrece el diario ABC, un medio que, por lo que yo sé, no parece tener interés alguno en infravalorar este tipo de gastos.

Respecto a preocuparse “por las cosas que importan a la gente”, parece que aquí lo intentamos, pero alguien nos lo impide de forma sistemática: el impuesto a la banca de la Generalitat fue bloqueado por el Gobierno de Madrid; el decreto de pobreza energética que pretendía evitar que a los abonados que no pudiesen pagar la luz o el gas se les cortase el suministro durante lo más crudo del invierno, fue llevado al Tribunal Constitucional por el Gobierno de Madrid; incluso las competencias del “Síndic de greuges” vinculadas a la prevención de las torturas han sido recortadas también por el Tribunal Constitucional. Quizá estos últimos ejemplos sean meros asuntos del nacionalismo catalán y no “cosas que importan a la gente”.

Pero ya se sabe, nacionalistas siempre son los otros; en cambio tu himno, tu bandera, tus tradiciones son las “normales”: como diría un informático, las que vienen instaladas por defecto en el sistema. En consecuencia, cualquier alternativa te parece exótica, alejada del sentido común y una muestra de “paletismo”.

Y ahora que sabes todo esto, por favor, deja de hacer el ridículo.

 

Twitter bird logo 2012.svg@RogerVinton

RogerVinton2012@gmail.com

Advertisements
Aquesta entrada ha esta publicada en Uncategorized. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

31 respostes a #29 – Amigo español

  1. Vengador ha dit:

    Con odio y desprecio al otro no vais a ninguna parte, seps.

  2. Angels ha dit:

    Molt Bon article, pero no estic segura que el vulguin entendre, tinc amics que no ho volen entendre, pero crec que es molt necessari que voste ho expliqui.

  3. joan ha dit:

    El artículo rezuma xenofobia por los cuatro costados:
    1.- Nadie niega la existencia de Catalunya. Incluso está protegida su existencia en la Constitución. Sin embargo el nacionalismo catalán (que no los catalanes), niega la existencia de España
    2.- Los nazis ayudaron al fascismo de Franco, no a España. Una vez más, se tiende a confundir interesadamente España con franquismo. La Guerra Civil la padecieron todos los españoles y no fue una guerra de España contra Cataluña como se intenta hacer ver por el nacionalismo catalán. Por cierto, que de ideología xenófoba en partidos políticos legales, Catalunya ha sido la pionera en España con algún que otro alcalde, tan catalán como usted.
    3.- En los colegios claro que se adoctrina, pero no por enseñar en catalán, sino por mostrar una historia falsa y tergiversada. Como enseñar el término “Corona Catalanoaragonesa” o querer demostrar que la Guerra de Sucesión fue una invasión de España contra Catalunya. Todos estos términos son históricamente falsos y se enseñan en los colegios catalanes. La lengua solo está instrumentalizada por el nacionalismo catalán, ya que las leyes españolas (y no otras, no se confunda) son las que permiten que se estudie en catalán en Catalunya
    4.-Xenofobia de la buena al identificar españoles = torpes monolingües y catalanes = políglotas hábiles. Nada que comentar al respecto, bastante “fascista” por su parte.
    5.- Catalunya recibe muchos visitantes extanjeros: obvio. Mire en un mapa la situación geográfica de Catalunya respecto al resto de España, sus comunicaciones e infraestructuras (pagadas por todos los españoles, por cierto)
    6.- Los holandeses no son bilingües, por mucho que se empeñe en creer que los catalanes y holandeses son iguales. Los catalanes si son bilingües de verdad. Su menosprecio al español o castellano como idioma rezuma, de nuevo, xenofobia por todos lados.
    7.- Extremadura será en superficie como Holanda, pero desde luego no lo es ni de lejos en población. Además de no tener puertos, aeropuertos, estar en el corazón de Europa, etc…. Sus comparaciones son demagogia pura.

    Y bueno, me he cansado ya de rebatir, porque con alguien que está cegado por el nacionalismo más xenófobo, supremacista, casposo y rancio (de lo peor que ha dado Europa) es muy difícil debatir nada.
    Relea su artículo y títulelo “Amigo catalán”, y allá donde habla de España ponga Catalunya y viceversa y piense que lo ha escrito algún fascista español. No habrá mucha diferencia entre uno y otro.

    • David ha dit:

      Josep en,

      Feia molt de temps que no llegia tantes mentides juntes.
      Són tantes que és inútil la feina de corregir-les.
      Les perles són que la Constitución protegeix Catalunya!!! La kk de Constitució q van imposar els militars parla de regions i nacionalitats i no diu quines són quines.

      L altra perla es que l estat ens paga les comunicacions amb França. Mira l Estat Escanyol ingressa un munt de diners dels peatges que paguem per anar per les autopista AP7.

      A partir d ara, cada cop q pagui un peatge m en recordaré de gent tan ben informada com tu.

      Estas intoxicat i no tens ni puta idea del que parles, i em permeto insulrar-te per tots els peatges que he pagat i pagaré mentre tu segueixes mentint i intoxicant.

      A cagar a la via!

      • Josep ha dit:

        ¡Guau! Me quito el sombrero ante tu educación y tus argumentos, enhorabuena, Ahora lee un poco sobre Abertis (de la Caixa), la historia sobre la renovación de la concesión de los peajes que acordó Pujol a cambio de que la gestión la hiciera una empresa catalana cuando terminaba la concesión y vámonos juntos a cagar a la vía, si es a la puerta de tu casa, ¡mejor!

    • David ha dit:

      Josep en,

      Feia molt de temps que no llegia tantes mentides juntes.
      Són tantes que és inútil la feina de corregir-les.
      Les perles són que la Constitución protegeix Catalunya!!! La kk de Constitució q van imposar els militars parla de regions i nacionalitats i no diu quines són quines.

      L altra perla es que l estat ens paga les comunicacions amb França. Mira l Estat Escanyol ingressa un munt de diners dels peatges que paguem per anar per les autopista AP7.

      A partir d ara, cada cop q pagui un peatge m en recordaré de gent tan ben informada com tu.

      Estas intoxicat i no tens ni puta idea del que parles, i em permeto insulrar-te per tots els peatges que he pagat i pagaré mentre tu segueixes mentint i intoxicant.

      Per cert, que el castellà és un llengua fonèticament pobre és una evidència científica. La vostra poca traça en la pronuncia francesa, anglesa o alemanya també és molt evident i fa vergonya sentir com pronuncien aznar y su botella. Però el q passa és q no us ho diu ningú mentre preneu un cafe con leche in plaza mayor, amigo!!

      A cagar a la via!

      • joan ha dit:

        Típico argumentario Nacionalista.

        La Constitución fue votada por todos los españoles, incluidos los catalanes, donde por cierto tuvo mayor aprobación que en el resto de España.

        Los peajes de la AP7, como muchos otros incluso fuera del territorio catalán, se pagan a una empresa catalana filial de La Caixa, entre otros gracias a vuestro adorado Pujol que tuvo la opción de no renovar las concesiones pero prefirió hacerlo a cambio de que fuese una empresa catalana quien lo gestionara… pregúntale a él por qué (aunque la respuesta es más que evidente). Por cierto, los peajes de la AP7 los pagan todos los españoles y extranjeros que circulan por ella, independientemente de donde hayan nacido.

        Y bueno, tú último comentario sobre el castellano lo dice todo sobre tu odio xenófobo. Nada que añadir.

        Saludos y que tengas buen día (si es que lo consigues)

      • joan ha dit:

        Por cierto, ¿sabías que si quieres ir de Girona hasta Cádiz por vías rápidas solo pagarías peaje en dos puntos, y ninguno estaría en Catalunya? Curiosamente estarían en Aragón y en Andalucía. Y curiosamente no te preguntan dónde resides a la hora de pagar el peaje, aunque te creas que sólo pagan peajes los catalanes. Y curiosamente además, cuando lo pagues tu dinero estará siendo gestionado por Abertis, con sede en Barcelona.

        De nada por la información…

    • bb ha dit:

      Pero, alma de cántaro, ¿cómo va a ser xenofobia? Para serlo, España y Cataluña deberían ser dos estados distintos. ¿Te traiciona el subconsciente, quizás? ¿O es simplr y llana incultura? Pobrete.

      • joan ha dit:

        No hace falta pertenecer a estados distintos para que una parte de los ciudadanos del estado tengan sentimientos xenófobos hacia la otra parte. El nacionalismo catalán ya considera como extranjeros al resto de españoles. ¿Conoces algo de mi bagaje cultural? No, ¿verdad? Entonces mejor ahórrate comentarios insultantes, aunque en el fondo te retratan .

    • Jaume (Kaiser) ha dit:

      Hola joan:

      1.- L’existència de Catalunya com a entitat jurídica és anterior a la Constitució, per tant ens la bufa el que la Constitució Espanyola digui. De fet la Constitució Espanyola diu que tothom té dret a una feina i un habitatge digne, bla bla bla, disposicions que tothom es passa pel forro i que són simplement decoratives.

      No val fixar-se en la Constitució pel que convé (limitar autogovern) i passar de puntetes pel que no interessa (drets socials).

      2.- És que és el franquisme qui es va apropiar d’Espanya. De fet 4 segles enrere Castella és qui va començar a apropiar-se d’Espanya com a concepte unitari d’estat-nació.

      Per tant qui ha de resoldre el problema del segrest d’Espanya per part de la Castella reaccionària i unitària són vostès, els espanyols. Els catalans ja ho hem intentat masses vegades això dels encaixos i la pluralitat i ja no ens ve de gust dedicar temps i esforç en aquest tema.

      3.- Clar. El correcte és dir que la Hispania romana ja era Espanya i que Espanya existeix des de fa més de 2000 anys com diuen Rajoy i Aguirre. Suposo que vostè mai s’ha plantejat que la història no és una ciència numèrica i que com a tal, està subjecta a interpretacions per part dels especialistes. Els historiadors castellans també interpreten allò que més els convé, no són gent pura i virginal que obté la raó i la certitud per la gràcia de Déu.

      Torna a caure en la trampa de sempre, que allò normal i que és cert i veraç és allò que sempre s’ha explicat des de Castella. Consulti la opinió de llibres i professors europeus, potser descobrirà altres punts de vista.

      4.- No es molesti, tant francesos com britànics com espanyols solen actuar de la mateixa forma. Ningú diu que tots siguin monolingües, es tracta simplement d’un patró generalitzat. Normalment els parlants de les llengües més grans solen ser molt reacis a conèixer altres llengües perquè consideren que amb la seva ja en tenen prou. No hi ha cap feixisme per enlloc, el que passa és que vostè sembla molt interessat a acusar de feixisme tot allò que no li agrada.

      5.- El que és curiós és que tants estrangers que venen, fins i tot molts es quedin a viure aquí encantats de la vida i fins i tot decideixin integrar-se i aprendre el català. Sembla que no som tan mala gent, oi?

      6.- Els catalans som bilingües i encara ens agradaria aprendre més idiomes, com fan els holandesos. Tot subtitulat i en versió original, tant a la TV com al cinema. Això fa que aprendre llengües com l’anglès els resulti molt senzill i sense pràcticament esforç. El mateix exemple aplica per als països escandinaus o pels flamencs a Bèlgica, que parlen neerlandès i francès sense problemes.

      En comptes de riure’s dels holandesos, potser caldria prendre’n nota. Tant a nosaltres com als espanyols.

      7.- Potser sí que la comparació no és molt encertada, però els culpables del subdesenvolupament d’Extremadura i de la falta d’oportunitats que tenen els seus ciutadans per prosperar no els trobarà a Holanda. Ni a Catalunya.

      • Joan ha dit:

        1.- No solo la existencia de Catalunya es anterior a la Constitución. También el franquismo lo es y no os importa recordarlo cada día. Por cierto, algunos luchamos por los derechos sociales, que nada tiene que ver con el debate independentista aunque vuestros políticos os quieran hacer creer que sí.
        2.- Solo los nacionalistas catalanes (y vascos) identificáis España = Castilla. Ni aragoneses, ni valencianos, ni navarros, ni asturianos, ni gallegos, ni andaluces, ni canarios, ni baleares ni muchos más se consideran castellanos, pero sí españoles. Creo que aquí solo tenéis el cacao mental algunos de vosotros. Por cierto, no soy castellano, por si tienes dudas. En la España actual, Castilla no es ni la región más rica, ni la más privilegiada, ni la que responde a los tópicos de España (lo es más Andalucía), ni la que impone a los demás la financiación autonómica.
        3.- No soy historíador, pero supongo que tú tampoco. Lo que sí está comprobado es que la revisión de la Historia que lleva a cabo el nacionalismo catalán no aparece en ningún libro de Historia, ni español ni europeo. Catalunya no es el único territorio que tuvo una Historia anterior fuera de Castilla, pero si es el único territorio de la Corona de Aragón dónde se enseña la Historia de forma diferente e incluso se cambia la terminología por otra que nunca existió (Corona catalano-aragonesa). Y repito, no soy castellano.
        4.- Me reitero en que el comentario supremacista sobre el supuesto monolingüismo de los españoles porque son más “torpes” me parece fascistoide. O si prefieres, supremacista cuando menos.
        5.- Que los extranjeros se queden y se integren no es un factor diferencial de Catalunya. Sucede en otros lugares de España y del mundo. Incluso de gente del resto de España que se queda a vivir en Catalunya, como lo hacen en Aragón, Andalucía, Madrid… Lo sorprendente y preocupante sería lo contrario, que se tuvieran que ir porque se sintieran perseguidos, pero no es ningún hecho diferencial de Catalunya respecto al resto. Por cierto, nadie dice que los catalanes sean mala gente. Sé que algunos les encanta identificar nacionalismo catalán con los catalanes, pero no es así. Se puede no estar de acuerdo con el nacionalismo catalán y ser catalán, o incluso no ser catalán y amar lo catalán pero rechazar el nacionalismo catalán. Tomar el todo por la parte es bastante inapropiado, ¿no cree?
        6.- Nadie se ha reído de los holandeses, sólo indico que no son bilingües. Hablar muy bien un idioma no significa que ser bilingüe, porque no lo son. Los catalanes son bilingües, los holandeses no, solamente hablan muy bien idiomas (usted debería entender la diferencia). Por cierto, una vez más aprender idiomas no es un factor diferencial de los catalanes respecto al resto de los españoles. Unos catalanes hablarán idiomas y otros no, como en Burgos. Y tanto el de Burgos como el de Barcelona, probablemente hablen menos idiomas y peor que los holandeses.
        7.- El culpable fundamental de que Extremadura esté menos desarrollada que Catalunya en el siglo XXI lo tiene su posición geográfica, como le sucede a Portugal, el sur de Italia o Grecia. Cuanto más alejado del centro económico de Europa, menos oportunidades se tienen. Esto en el siglo XXI, porque cuando el poder económico de Europa se basaba en su comercio con América en otros siglos, precisamente el sur de España era bastante más rico que Catalunya, ya que el flujo económico estaba en otro sitio. Es una cuestión de los tiempos que toque vivir y habría que ser más humilde, ya que los polos económicos no son permanentes y pueden cambiar en cualquier momento. Imáginese que dentro de 50 años el centro económico del planeta se desplaza al norte de África. Le aseguro que Andalucía estaría en una posición mucho más ventajosa que Catalunya o Alemania.

    • calimero ha dit:

      #NoHaseFaltaDisirNadaMas

    • Manel ha dit:

      Ai Joan… vamos a contar mentiras tralara… voy a comentar los puntos que expones uno a uno.
      1.- No es Catalunya o no Catalunya como dices, es nacion o no nacion lo que se cuestiona que unos defienden y otros niegan. En cambio no he oido nunca a ningun independentista negar la existencia de España, es obvio, si no de que intentan independizarse? Si se quieren ir de España, como van a negar su existencia? Que importa que la Constitucion proteja a Catalunya? Como y de que? Tambien asegura derecho al trabajo y a un sueldo digno y mire usted… el papel mojado para los que sepan leer sin entender.
      2.- Esto es demagogia pura o semantica cruel, como prefieras. Si Franco hubiese perdido tendrias razon, pero en el momento que gano la guerra, que se convirtio en el jefe del estado, España, y sigui ayudando y siendo ayudado por Hitler, los nazis ayudaban a España, no hay interpretacion posible. Catalunya pionera en partidos xenofobos… sera que Alianza Popular, ergo PP, Falange y demas variantes se fundaron ahi… En Catalunya hay uno cierto, pero franquista como el que mas y heredero de los que fueron.
      3.- La historia no esta manipulada si entiendes y conoces los hechos, puedes explicar de manera diferente quien era el bueno o el malo, pero no lo que paso. Todo el mundo sabe que la Corona de Aragon en realidad estaba formada por 3 reinos y un principado mayormente, llamala como quieras si sabes a lo que re refieres. Todo el mundo sabe que la Guerra de Sucesion fue algo muy complejo que involucro a media Europa, pero que al final se saldo, despues de regalar territorios a franceses y britanicos, con la invasion de España a Catalunya. Como describirias sino la ultima contienda de dicha guerra?
      4.- Xenofobia discriminar o clasificar por habilidades? No seas tan sensible, la xenofobia es otra cosa y tiene que ver con el miedo a lo extranjero, y Catalunya precisamente no tiene muros de cuchillas en el Ebro…
      5.- Situacion geografica privilegiada, es cierto, puede ser la causa de la mentalidad de sus habitantes. Pero decir que todos los españoles han pagado las autopistas de peaje… pues gracias, compartimos los peajes? No es verdad, en realidad los catalanes, junto con los valencianos, baleares y madrileños han pagado las infraestructuras de todo el pais, incluyendo las suyas propias.
      6.- Nadie ha dicho que los holandeses sean bilingues, el articulo dice que ademas de su lengua nativa pueden hablar un ingles perfecto. Usted tiene muchos prejuicios verdad? Como voy a defender, o el autor del articulo, que somos bilingues y a la vez menospreciamos una de las dos lenguas que nos convierte en ello? Es absurdo! Yo valoro y aprecio mucho el español, pues como se comenta me da mas capacidades para valerme en este mundo globalizado. El autor no menosprecia el español, solamente constata que alguien que solo sabe español tiene mas dificultades que un catalan para valerse en el mundo, y no le quito razon simplemente por la facilidad para aprender otros idiomas. Donde usted ve xenofobia yo veo una valoracion objetiva. O piensa o mismo de las empresas que contratan a un bilingue en lugar de un monolingue? A que no, vease lo hipocrita de su valoracion.
      7.- Le doy la razon, no tiene ningun sentido comparar solamente por su extension geografica a Extremadura y los Paises Bajos.

      Espero que con este escrito se vuelva algo mas critico, y no hace falta que intercambie catalan por español o viceversa, simplemente sea objetivo con sus valoraciones y con los calificativos que elije. Si realmente ve xenofobia en una comparacion por objetiva usted tiene muchos prejuicios, o es demasiado sensible para una dialectica politica.

      Reciba un cordial saludo en uno de los idiomas que domino.

  4. Adrià Salvador ha dit:

    Hola Roger, acabo de descobrir el teu blog i em sembla d’una molt alta qualitat, felicitats!

  5. CATALAN ESPAÑOL LEGIONARIO Y MUY ORGULLOSO DE SERLO ha dit:

    ostias,ahora resulta que los catalanes somos mas,mucho mas que el resto de españoles.desde que naci,hace ya casi 48 años soy catalán,por lo tanto soy español y créame que nunca me he sentido superior a ninguno de mis hermanos del resto de España.no vengan con cuentos y mentiras que muchos catalanes ya estamos mas que artos.si ustedes no están contentos con España comprense un trozo de desierto y váyanse.resuelvan ustedes los problemas de sanidad,laboral y sociales que padecemos y no sean tan déspotas.VIVA ESPAÑA Y VISCA CATALUNYA

  6. Joan Martínez ha dit:

    Perfecto compendio de las inconsistencias, ataques al Estado de derecho, ignorancia y argumentos totalitarios y xenófobos que caracterizan al coñazo que sufrimos y que, Dios sea alabado, parece que remite. Como tantas epidemias.

    • Eva ha dit:

      No te preocupes, hombre, que sólo lo parece!
      Por cierto Joan, qué manera de repetirte, no? Demencia, poca memoria… y ganas de mentir, campeón!

  7. jesus ha dit:

    NO hay nada de cierto en lo ke he leido..espero ke todos no piensen igualllll,,,, y per el meu amic Oriol , una abrasada molt FORTA

  8. Daniel ha dit:

    Tot es basa amb una qüestió ; hi han mes catalans que volen l’independéncia o hi han mes catalans que no la volen.
    I com es sol.luciona aixó?
    La mar de fàcil preguntant

    Tot lo que no sigui aixó no sol.lucionará res

  9. Nayox ha dit:

    Veig que els amics espanyols continuen fent el ridícol amb els seus comentaris. Es lo que passa quan només tens accès al ABC, El Mundo i La Razón.
    Ni cas.

  10. Jordi R ha dit:

    M’ha encantat la part de tapar les vergonyes amb la senyera. Sembla expressament dedicat al Amigo Español Herrera

  11. Nayox ha dit:

    En tot cas, jo canviaria el titol. Lo de “amigo español” sembla indicar que és una carta dirigida a qualsevol espanyol, i ja sabem que no tots pensen igual.
    Crec que haguès sigut més encertat titular-ho d’una altra forma menys ofendosa, (“los catalanes no somos nazis” o “Amigo nacionalista español”, o “Estoy harto de que me insultes”)

  12. AFE ha dit:

    Amigo catalán
    En primer lugar, discúlpame por no poder escribir esta respuesta a tu texto en catalán, que sería lo más justo en ese diálogo entre iguales que afirmas es hoy por imposible entre españoles y catalanes. He leído con interés tus palabras y no he podido más que ponerme a escribir después de haber rumiado el sentido de muchas de las cosas que dices durante largo rato, algunas sobradas de razón y otras, a mi humilde parecer, claramente injustas.
    Me gustaría comenzar quizás con lo más importante, aquello a lo que te refieres ya en el mismo comienzo de tu texto: la posición de los españoles respecto del proceso catalán. He de reconocer que la mayor parte de conciudadanos con que me topo hoy en día no tiene una posicion definida sobre lo que está ocurriendo en Cataluña por la mera razón de que muchos de ellos desconocen la situación real en este territorio y carecen de una mínima formación política que les permita posicionarse claramente. Es cierto que todos somos responsables de nuestra propia ignorancia (se puede disculpar el “no saber” pero no el “no querer saber”), pero no es menos cierto que la casta política de este país, ya sea de derecha o izquierda, se ha desentendido cuando no fomentado esta carencia ya casi intríseca a nuestras gentes. No es de extranar, pues tu sabrás tan bien como yo que un pueblo ignorante es un pueblo sumiso y fácil de manipular.
    Lo que quiero decir con este requiebro es que esos murmullos y grunidos que percibes en el habla española (esa lengua tan limitada en la fonética, como ya explicas), no son a mi entender una muestra del odio acérrimo de los españoles hacia los catalanes, sino de una desesperada reacción hacia un conflicto que muchos de ellos no entienden. Y esa ignorancia que, como ya se sabe, es por momentos atrevida, se transforma con facilidad en hostilidad e insulto. De esa hostilidad han bebido y beben muchísimos políticos, no solo españoles, sino también catalanes, para los cuales ha sido siempre muy rentable tener un enemigo o, al menos, un chivo expiatorio con el que cubrir sus vergüenzas.
    Yo soy un ciudadano más de este país y mis entenderas son tan estrechas como las de mis vecinos pero tengo algunas cosas claras que me ayudan a posicionarme respecto al proceso. Creo firmemente que todos debemos ser respetados y tener nuestro sitio y quiero ser consciente cada día de lo mucho que ha costado que en nuestra tierra muchas personas detenten algunos derechos y de lo que queda aún por hacer, pero hay una premisa que ese ansia de libertad no puede obviar: la igualdad. La identidad de una persona viene marcada por multitud de factores (nacionalidad, sexo, religión,…) que resultan más o menos decisivos en la conformación de la personalidad de cada individuo, pero esos rasgos no tienen nada que ver con los derechos y deberes que todos y cada uno tenemos como ciudadanos. No creo que los catalanes (ni los vascos, ni los gallegos, ni los andaluces, ni los madrileños,…) tengan derecho a saltarse un orden acordado por todos (sea más o menos imperfecto) o chantajear a las claras al resto de los ciudadanos de un país (que es lo que llevan haciendo durante décadas los partidos nacionalistas, aprovechando las posibilidades de esa democracia española que tanto destestan).
    Hablas de mayorías y del derecho de los pueblos a decidir y yo te doy la razón, pero todos no podemos tener derecho a decidir sobre todo y menos aún sobre las cuestiones que dan forma a nuestra convivencia misma, al menos no pasando por alto las normas que todos nos hemos autoimpuesto. Si hoy por hoy se organizara el mismo referendo en todas las comunidades de España y se hiciera desde los poderes públicos de todas ellas una campaña similar a la que tiene lugar en Cataluña a favor de la independencia, estoy seguro de que el resultado sería positivo, no solo en tierras catalanas, sino en todas aquellas que se sienten maltratadas por el gobierno central (que son casi todas). No obstante, a nadie en esas comunidades se le ocurre obviar toda legislación y ordenación vigente para llevar a cabo sus ideas políticas.
    Quizás aquí haya pensado ya en replicar que nuestro gobierno no tuvo reparo alguno en cambiar de forma exprés y sin consulta alguna la constitución para contentar a nuestros socios europeos en la cuestión del déficit presupuestario, a lo cual no puedo más que expresar la vergüenza que como ciudadano sentí aquel día en que mostramos al mundo la pérdida de una buena parte de nuestra soberanía, no en pro de una Europa fuerte y unida, sino como sacrificio a una unión meramente económica que ha convertido a unos en señores y a otros en vasallos. Esa es la Europa en la que muchos catalanes se quieren arropar para justificar su distancia de España y que no mostrará hacia Cataluña el más mínimo interés a no ser que sus intereses económicos se vean de alguna forma comprometidos. Pero eso es ya otra historia…
    La crisis ha puesto en bandeja lo que los políticos de este país, tanto españoles como catalanes, han ido construyendo durante décadas: un alejamiento de las comunidades y un descrédito de las instituciones que ha desencantado a miles de ciudadanos que, al ver empeorar drásticamente su situación económica, no han dudado en culpar de ello al enemigo tradicional, ese que está lejos pero es responsable de las limitaciones de Cataluña, a ese que “nos roba” a manos llenas para que los andaluces puedan vivir en los bares sin dar un palo al agua (palabras estas no de barra de bar, sino de mitin político). Y esta estrategia, por mucho que me duela admitirlo, ha funcionado. Muchos catalanes se han creído eso de que “todos los puentes que se han intentado construir han sido derribados” o que “se ha intentado negociar hasta que ha resultado imposible” y se han echado en brazos de ese maná prometido que es la independencia. Ese país donde no existe la corrupción (ese es un problema estrictamente español), con la educación de Finlandia y la hacienda de Suecia.
    ¿Es ilegítimo tener esa aspiración? Por supuesto que no, lo que sí lo es es intentar conseguirlo a cualquier precio y convencer a todo un pueblo de esa es la única salida. Probablemente, si los políticos catalanes hubieran empleado sus fuerzas y energía en intentar cambiar ese estado imperfecto que es España en lugar de mercadear a base de votos sobre las carreteras o aeropuertos que se tenían que construir en tierra catalana, ahora nos encontraríamos ante un país mejor y la aportación de Cataluña al resto del territorio no sería meramente económica, sino a humana y social, tal como muchos es este país querríamos (muchos a los que nos encantaría tener un presidente del gobierno catalán que se desvelara tanto por los catalanes como por los aragoneses o castellanos).
    El problema de base, como me empeño en recalcar, es la igualdad, que está en el mismo germen del proceso al que todos nos referimos. Pues es opinión de muchos de mis conocidos (algunos catalanes, por cierto), que la reivindicación real que se escondía tras el famoso Estatut con el que los políticos españoles estuvieron jugando como si de una peonza se tratara, era la reforma fiscal que por fin pondría a Cataluña en posición de igual con el País Vasco. Los políticos catalanes no dudaron en usar lo sentimental y a la vez más peligroso (Cataluña como nación) para lograr lo que en realidad más ansiaban: una autogestión fiscal que les diera acceso a más recursos económicos que poder usar para hacer lo que han hecho prácticamente todos los políticos de este país desde tiempos de la transición: mantenerse en el poder todo el tiempo posible. Si la sanidad, la educación, las infraestructuras, etc, son mejores en Cataluña que en el resto de España, los catalanes seguirán votándome, las cuentas no fallan. Y el término “cuentas”, a la luz de las revelaciones que sobre la familia Pujol estamos conociendo (siempre tiene que haber una oveja negra, supongo), es literal.
    También la igualdad está, en mi opinión, en el corazón del distanciamiento entre los catalanes y gran parte de españoles. He oído a muchos catalanes comparar el proceso escocés con el catalán y a la mayoría denunciar la crispación que el tema genera en España mientras la sociedad inglesa (y la galesa, por cierto) no pestañeaba al acercarse la hora en la que Escocia podía acabar con una unión de siglos. Por lo que he podido averiguar de las fuentes escocesas e inglesas a las que tengo acceso, los escoceses se han sentido durante mucho tiempo infravalorados y despreciados por amplios sectores de la sociedad inglesa, que ha mirado por encima del hombro, no ya esas comunidades hermanas, sino al resto del mundo durante siglos. En el caso catalán ocurre lo contrario y siento decirte que percibo en tus palabras ese desprecio que cada vez más personas en Cataluña sienten por el resto de los ciudadanos de este país (con especial mención a aquellos cuyos orígenes están en la inmigración desde otras comunidades y que se ven, por así decirlo, obligados a mostrar un “plus” de nacionalismo que no se encuentra ni en los catalanes “de pura cepa”). No hace falta decirte, en referencia a palabras del president, que a los españoles, como a los catalanes, no nos gusta que se nos desprecie, y que las personas reaccionan de formas muy diferenes cuando se sienten minusvaloradas: unas guardan silencio, otras piden explicaciones, otras responden atacando.
    Noto en tus palabras ese desprecio cuando afirmas que “cuando los españoles empecemos a viajar” seremos conscientes de que no en todos los países podemos hablar nuestra lengua, dando a entender que el cosmopolitismo está en el ADN del catalán como el “garrulismo” lo está en el español. No contento con esta muestra de soberbia, arremetes asimismo contra los países de América Latina, esos estados “inestables”, “inseguros” y, el mayor de los pecados, “pobres”, que no merecen que su lengua sea respetada ni estimada. Países, por cierto, donde los catalanes también aprovechan para hacer apología de la indepencia apelando a ese odio que las colonias pueden tener hacia la antigua Corona de España.
    Noto el desprecio cuando hablas de esos sonidos “que nunca sabré pronunciar”, de esas vocales “cuya existencia desconozco” y de esa “proverbial torpeza” que tengo a la hora de aprender idiomas, pues el catalán, supongo al hilo de tus palabras, es una lengua mucho más desarrollada o, al menos, más culta. Siento tener que volver a llevarte la contraria e informarte de que a día de hoy hay en España un gran número de personas con un grado bastante bueno de competencia en lengua extranjera (no solo en las facultades de filología, sino en escuelas, empresas y comercios) y de que la mayoría de las personas que hablan catalán no saben qué es una vocal abierta o cerrada (como la mayoría de las personas que hablan inglés no saben lo que es una consonante fricativa aunque la estén utilizando constantemente). Sí, crecer en un ambiente multilingüe es una riqueza a la que muchos españoles no tienen acceso y en España no se da todavía la importancia a la lengua extranjera que se le da en otros países como Holanda, pero harás muy mal en llamar torpes a millones de ciudadanos de países de mayoría monolingüe que no tienen la aparente facilidad para los idiomas que tú atribuyes a todos los catalanes.
    Noto tu desprecio cuando, finalmente, me llamas a “no hacer más el ridículo”, pues la reacción del español, frente al saber estar y la moderación del catalán, es siempre la del grito pelado y la patética gesticulación. Intentaré no hacer el ridículo y no ponerte en evidencia durante el tiempo que todavía nos quede de convivencia e historia común. Solo te pido una cosa: piensa aunque solo sea un minuto en las cosas que te digo y, mientras lo haces, intenta no mirar a nadie por encima del hombro.

    • Manel ha dit:

      Te felicito, es un gran texto. Aunque me ha recordado a mi hace diez años. Donde estabas cuando lo que criticas lo hacian desde Madrid, el gobierno central, grupos nacionalistas españoles…? Ahora te sientes como cualquier catalan puede haberse sentido siempre, ahora sabes lo que se siente, ahora es mas facil que nos entiendas.

      Estoy de acuerdo en que la reaccion de algunos catalanes puede ser poco acertada, intentar responder con el mismo insulto, el mismo desprecio con el que han sido tratados, no es elegante, pero no todo el mundo lo es. Ahora ya es tarde para recriminarles algo, no crees? No se puede insultar y alterarse cuando responden con un insulto. Debemos ser iguales, y para eso, la unica forma es ser un pais igual. Cuando Catalunya ha iniciado este proceso, desde España no se ha razonado, dado argumentos, pedido que no se independizara, no se ha justifiado que juntos somos mas fuertes, que somos mejores, que somos hermanos. Desde España se nos ha amenazado con que vamos a estar peor, aislados del mundo, vagando por el espacio, se nos ha tratado como a vasallos. Esto debe cambiar.

      Por todo lo demas, creo que tienes razon, mas alla de lo que suceda en los proximos meses, ambas sociedades tienen que intentar limar asperezas y llevarse mejor, pues aunque nos vayamos, seguiremos siendo vecinos, como siempre.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s